César Manotas triunfador de la tarde

noviembre 12 de 2017

Toros para todos nov 12

El torero de Cartagena cortó la única oreja al cuarto toro del encierro de Punta Umbría y fue el máximo triunfador de la temporada Toros para todos 2017.

La juventud taurina de Cali se tomó el ruedo de Cañaveralejo. A las 4:00 de la tarde, después de que se corrió el cerrojo de la puerta de cuadrillas, fueron ellos los que encabezaron el paseíllo en la dorada arena. Vestidos de blanco reivindicaron su afición y reclamaron libertad en tiempos en los que el toreo es cuestionado desde varios frentes. Tras ellos, los toreros con banderas de Colombia protagonizaron un emotivo paseo por el albero.

Luego se abrió la puerta de los sustos y por allí salieron hasta siete toros del hierro Punta Umbría (procedencia Vistahermosa), el último de ellos en condición de regalo. Toros que causaron admiración por sus bonitas hechuras, pero que luego hubo poco juego.

Volcán (450 Kg.), el primero de la tarde, no hizo erupción y se fue inédito. La lava, o la bravura que llevaba dentro, no tuvo sintonía con el español Emilio Serna que poco se entendió con él.

Pajarito (478 Kg.), segundo de la tarde, apenas voló en los vuelos del capote de Andrés de los Ríos que lo toreó con mucha clase. Pero se vino a tierra en la muleta donde escasearon sus embestidas. El torero de Manizales estuvo firme y con el engaño en la mano izquierda se lo pasó muy cerca. El toro tardó en caer y el premio que se había ganado en la faena se redujo a un saludo desde el tercio después de un aviso.

Ricardo Rivera volvió al ruedo de su tierra donde ha protagonizado faenas inolvidables, pero esta vez se encontró con la mansedumbre de Pernito (448 Kg.), tercero de la tarde. El toro traicionó a su estirpe y no tuvo ganas de embestir. Rivera lo provocaba con su muleta pero el animal no quiso dejarse seducir por ella. Al torero le sonaron los tres avisos.

No quiso quedarse con ese recuerdo y regaló el toro sobrero en séptimo lugar. Tampoco encontró por fortuna porque el Palillero (452 Kg.) no tuvo casta para embestir, por el contrario lo hizo sin entrega y con algunas embestidas traicioneras. Rivera le plantó cara y el público le agradeció con sus aplausos.

Huracán (462 Kg.), cuarto de la corrida, no sopló como lo sugería su nombre, pero sí fue el que más quiso seguir las telas. La suerte lo puso en el destino de César Manotas quien fue el torero que más consiguió emocionar al público. Además, fue certero con la espada. Provocó que de la presidencia asomara un pañuelo blanco para conceder el premio de la tarde, que a la poster fue el mayor de la temporada Toros para todos 2017.

Leandro de Andalucía, debutante en Cali, se tiró de rodillas para iniciar su faena pero a Piel de Liebre (482 Kg.) pareció enfurecerse con el alarde y le hizo pasar un susto que para fortuna del torero no tuvo mayores consecuencias. Luego solo fueron intentos vacíos, el toro tampoco quiso embestir. También escuchó tres avisos.

Franco Salcedo se fue a por todas, tanto que no esperó a que saliera el sexto. Se fue a buscarlo hasta la puerta de toriles. Allí se arrodilló y lo recibió con una larga de rodillas. Con la muleta intentó plantearle lidia en los medios, pero el toro, sin ningún escrúpulo, prefirió refugiarse en las tablas.

Ficha
Cali, 12 de noviembre de 2017
Plaza de toros de Cañaveralejo
Temporada Toros para todos
Segunda Corrida
Toros de Punta Umbría

Emilio Serna: silencio
Andrés de los Ríos: saludo desde el tercio tras aviso
Ricardo Rivera: silencio tras tres avisos y silencio
César Manotas: una oreja
Leandro de Andalucía: silencio tras tres avisos
Franco Salcedo: silencio